She saved everyone but couldn't save herself.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

21 de Septiembre de 2016

Me he encontrado con una mirada que ha penetrado en mi alma. Me tiembla el corazón y pensar en sus ojos parpadeando al ritmo de los míos me asusta por lo que hayan podido llegar a ver o imaginar. La experiencia Erasmus es así. Te cruzas con ojos y caras que van y vienen. Rostros que posiblemente no vuelvas a ver.

Me he cruzado con la indiferencia y con un corazón tan puro y grande capaz de acoger a la miseria e invitarla a entrar por la puerta de su casa. He querido sentir la valentía de mirar a la muerte a los ojos, valentía de darle la cara al miedo y dar la espalda a la mentira en la que vive la sociedad. 

Hoy he visto miradas de indignación, de haber luchado y sufrido persiguiendo un sueño, miradas decaídas de aquellos que se rindieron hace tiempo y miradas de impotencia por quien lucha por cambiar el mundo y no puede. 

Siento que podría haberle escuchado durante horas, callada y en silencio en algún rincón oscuro. Pero cada vez que me miraba, me temblaba todo desde la punta de los dedos hasta el corazón. Me transmitía pasión, bondad, transparencia y lucha. Una lucha intensa por aprender, mejorar y ser alguien sin límites y barreras. 

Hoy he conocido a alguien de ojos claros y alma transparente. 
Hoy me ha enseñado la diferencia entre los sueños y los objetivos.
Hoy posiblemente sea la única y última vez que le vea. 

3 comentarios:

  1. El otro día conocí a una persona que me fascinó desde el primer momento. Le había conocido a penas hacía unos minutos y sin embargo sentí que cada cosa que salía por su boca calaba más en mí que lo que otra persona hubiese podido conseguir en mi vida con tan poco tiempo. Cuando volví a casa, estaba tan aturdida por dentro que necesité venir aquí a vomitarlo para no olvidarlo. No olvidar que a veces hay personas que sin conocerte, son capaces de hacerte sentir. Y sentir, como igual muchas veces no nos permitimos a nosotros mismos. No fue tanto por la persona en sí, sino por lo precioso de conectar tanto con alguien que en mi interior todo vibraba y retumbaba ansiando más y más. Es bonito pensar que hay personas por el mundo con ese poder en su mano y que muchas veces aparecen en el día más inesperado :)

    ResponderEliminar

Me encanta leer, ¿Por qué no me alegras un poquito el día?